miércoles, 21 de abril de 2010

Estanterías de madera

La madera es el material por excelencia cuando hablamos de cualquier tipo de mueble, y de la misma forma se trata de la materia base que encontraremos en el 95% de las estanterías que podamos descubrir en nuestra tienda favorita.

Sin embargo, no todas las maderas son iguales, y encontraremos notables diferencias en cuanto a calidad, características y precio. Será pues interesante tener bien claro lo que buscamos para dar con la estantería idónea.

Si nos remontamos unos cuantos años atrás los muebles de madera maciza eran una realidad que se traducía en muebles de gran resistencia y con un acabado tradicional caracterizado por la veta del árbol en cuestión.

Por desgracia la reducción de esta materia prima nos ha obligado a optar por materiales aglomerados, formados por viruta y serrín mezclados a partes iguales con cola. Normalmente se forran con capas que simulan madera maciza, pero la consistencia no es la misma y la resistencia a la humedad disminuye considerablemente.

Si nos centramos en la madera maciza podremos distinguir en función de su origen entre maderas blandas y duras. Las primeras de menor calidad y más económicas proceden de árboles de rápido crecimiento como el pino, abeto, cedro o ciprés. Se trata de madera menos resistente, y aunque su trabajo es más sencillo el resultado dista mucho del obtenido con maderas duras.