miércoles, 21 de abril de 2010

Estanterías de pladur

Con la llegada de este nuevo material a la construcción de nuevas viviendas, el uso del pladur se ha extendido y a día de hoy no es difícil encontrar estanterías que se integran con muros o paredes para aprovechar al máximo el espacio.

Las ventajas que ofrece el pladur se resumen en la facilidad de trabajar con este material, permitiendo de forma rápida y sencilla crear formas a nuestro gusto sin tener que gastar demasiado dinero.

En primer lugar tendremos que diseñar las baldas de pladur en base a nuestras necesidades. Jugando con grosores superiores a los 5 centímetros evitaremos problemas de consistencia.

Un truco muy sencillo y práctico consiste en colocar sobre las baldas láminas de vidrio acordes al tamaño y forma de la misma. Estas nos brindarán una superficie lisa que evitará el desgaste del material y lo protegerá frente a la suciedad.

Con este material la creatividad es nuestra principal arma de juego. Diseñe a su antojo estanterías que se integren con el resto del mobiliario. Visite alguna tienda de bricolaje y encontrará todo el material necesario así como nuevas ideas para su diseño del hogar.